El misterio de la habitación 510 del hotel Corona

El misterio de la habitación 510 del hotel CoronaCualquier persona puede alojarse en el hotel que le parezca y por más que haya ciertas normas de seguridad, la verdad es que se desconoce que es lo que hace cada persona en su habitación, por ende no tenemos mucha idea de que es lo que ocurre en hoteles como el Corona, de Zaragoza, pero algo de lo que todos están de acuerdo, es que en ese lugar, hay una extraña maldición o algo por el estilo que hace que en la habitación 510, ocurran cosas realmente sobrenaturales.

Cada vez son más los casos que se documentan de personas que se han alojado en este sitio, algunos sabiendo sobre su maldición y otros no, pero todos han sido víctimas del terror, producto de los hechos misteriosos que allí se dan. En principio, la habitación ya es conocida por “estar maldita” hay documentales y notas sobre este lugar, donde ocurren todo tipo de cosas. Entre los principales sucesos, se pueden destacar el movimiento de objetos ‘por sí solos’, el apagado y prendido de luces de forma misteriosa y el movimiento de puertas sin que nadie esté cerca de ellas.

Por año, son muchas las personas que se alojan allí puesto que el hotel Corona de Zaragoza sigue estando en funcionamiento al día de hoy, pero todos sus huéspedes se quejan de los mismos problemas. La mayoría de los que no va al hotel a propósito, a tener experiencias sobrenaturales, se retira del hotel antes de tiempo aterrados, dejando comentarios muy malos sobre el lugar, alegando que deberían cerrar el mismo o bien que deberían traer a un Padre, Cura o espiritista para que realice una limpieza del lugar.

El hecho más importante que ocurrió en este lugar, le sucedió a una mujer quien se alojó sola en la habitación 510 del hotel Corona de Zaragoza, la cual experimentó voces que le hablaban por la noche, así mismo, en algunos momentos, estando en la habitación, sintió que se sofocaba, puesto que aseguraba que en la habitación faltaba el aire. Por la noche, al acostarse sintió que alguien se sentaba a los pies de su cama. Creyendo que podría ser un gato o algo así ella levantó fuertemente su manta en la oscuridad, pero nada sucedió puesto que lo que estaba en la cama era tan pesado que no le permitió levantar la manta. Asustada, la mujer encendió la luz pero allí no había nada, solo se veía la cama hundida sin nada encima y el paso siguió allí hasta que fue a llamar por ayuda, pero al llegar la misma a la habitación, ya no había nada.

Se conoce que en ese lugar hubo un suicidio y al menos dos asesinatos, se cree que las almas que no descansan en paz aún están dentro de la habitación tratando de hacerse presentes para tal vez contar su historia o simplemente para no sentirse tan solas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *